Muchos Juegos matemáticos para trabajar los números y otros conceptos lógico matemáticos
julio 15, 2016
Cuando una palabra importa
diciembre 5, 2017
Mostrar todo

Tema retomado de Autismo Diario…

Una historia para comenzar

Decidimos lleva a nuestra hija con autismo a clases de natación por dos razones fundamentales: su gusto por el agua y la necesidad de prevenir accidentes.  Creo que la segunda tenía mucho más peso que la primera, cada visita a una piscina o cualquier lugar con fuentes de agua se convertía para nosotros en una experiencia de hipervigilancia acompañada de frecuentes reacciones de sobresalto.  Así que le inscribimos en la academia de natación cercana a casa y acudió a su primera clase.

Al llegar a casa pregunté por la primera experiencia de clases de natación y mi esposa me muestra un video en el que se ve a la pequeña nadando en una forma muy particular tras de su maestra.  Aprendió a flotar, sumergirse y avanzar, salir a respirar para volver a sumergirse, todo en la primera clase.  Parecía que sus dificultades motrices y de equilibrio se habían minimizado notablemente al estar dentro del agua y manteniéndose a flote sin necesidad de un chaleco o un flotador, todo por sus propios medios.

Para leer más de este artículo haga clic en este enlace

Comments are closed.